"...hay que soñar en voz alta, hay que cantar hasta que el canto eche raíces, tronco, ramas, pájaros, astros..." Octavio Paz. El Cántaro Roto.

CRIANZA EN CULTURA DE PAZ

Conocer , comprender y respetar cada etapa evolutiva y necesidades legítimas de los niños y adolescentes. Reconectar con lo mejor de nosotros mismos. Transitar hacia el lindo horizonte de un mundo más humanizado.

martes, 5 de agosto de 2014

Niños, tele, videos y otras pantallas

--> 
Algunos especialistas como psicólogos, pediatras, neurocientíficos, al igual que la Academia Americana de Pediatría (AAP), coinciden en que no es recomendable que un niño hasta los 2 años vea tele,   videojuegos, ordenadores u otro tipo de pantallas, debido a que reciben estimulación neurológica que no son capaces de integrar.
El pediatra y autor Carlos Gonzáles explica en su libro Creciendo Juntos, que los recién nacidos ven desde el primer día, pero necesitan años de práctica, juego, exploración para integrar formas, tamaños, movimientos, perspectivas, dimensiones en su cerebro en desarrollo a partir de las experiencias del mundo real, a un ritmo progresivo que toma años integrar.   El rápido cambio de imágenes y las experiencias visuales distantes de la vida real contenidas en la tele, los videos y otras pantallas, comportan una carga de estimulación sensorial que no puede ser integrada durante este lapso evolutivo.
La AAP desaconseja incluso los videos o programas presuntamente educativos o hechos “a la medida” para  niños hasta los 2 años, argumentando que en ese período de desarrollo,  el juego desestructurado (libre, a su aire) es mucho más beneficioso para el desarrollo cerebral de los niños que la exposición a cualquier medio electrónico.  
Además  de la perniciosa  carga de estímulos neurológicos de dichos contenidos,  el tiempo frente a una pantalla restringe las oportunidades de los bebés para satisfacer necesidades esenciales  de su sano desarrollo como lo es la exploración, el juego y la interacción con los padres o adultos cuidadores. 
El doctor Gonzáles hace referencia a que aún cuando se trata de un tema controvertido,  existen estudios que arrojan incidencias entre la exposición temprana de los niños a la tele, videos y otras pantallas, con la hiperactividad en años posteriores.
En el mismo orden de ideas, la psicóloga Yolanda González, especialista en prevención infantojuvenil, quien insiste en cero tele  hasta los 3 años,  subraya también que para niños de cualquier edad, así como para adolescentes, la televisión y los videojuegos,  constituyen medios potencialmente adictivos y alienantes con carga de invasión de mensajes violentos, competitivos, sexistas que comportan un continuo aporte de información deformada (naturalización de comportamientos violentos y de riesgo, de consumos y valores perniciosos, etc.) Por tanto los padres estamos en la obligación de ser vigilantes y establecer conjuntamente con los hijos,   el límite de exposición a la tele o videojuegos, siempre orientando las preferencias hacia los contenidos constructivos.

Twitter. @conocemimundo
Instagram: @conocemimundo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por enriquecer este espacio con tu opinión: